La historia del gouache se remonta a la Edad Media, cuando los monjes ilustraban sus manuscritos con acuarela, se cree que para resaltar más el pan de oro les añadieron blanco de zinc a los colores, de esta manera se obtuvo una pintura más pastosa y opaca....